Omorovicza: Moor Cream Cleanser (crema limpiadora)

64.50€

- +
Agregar a la wishlist
Si eres de las que te gustan las limpiadoras en crema, Omorovicza nos trae también una maravillosa limpiadora que aprovecha el poder del Moor Moud Húngaro, rico en calcio y magnesio, para ayudarnos con la limpieza facial, ya que  elimina las impurezas sin causar demasiada sequedad o una tirantez incómoda en la piel. Con una combinación aromatizante de aceites esenciales, que tienen poder antiinflamatorio, que nos ayudará a reducir el tamaño del poro, dándonos una piel más suave e igualada.

Es ideal como segunda limpiadora, ya que podemos quitar el maquillaje más duro con la Thermal Cleansing Balm y luego ultimar con esta, e incluso puedes usarla en la ducha para una limpieza mas especifica del rostro.

Todos los productos de Omorovicza, contienen HEALING CONCENTRATE ™ que deja la piel más firme, más flexible y más joven.

Esta imagen es de theskincareedit.com

Aplicar una pequeña cantidad de crema sobre la piel húmeda y masajear con movimientos circulares. Enjuagar con agua tibia. 

Este producto no está indicado para la limpieza del maquillaje en los ojos, al contener aceites esenciales, por lo que hay que evitar el contacto con ellos.

150ml.

Una cremita limpiadora ideal para cuando te levantes para tener una piel nutrida, limpita y súper lisa y clara. Para todo tipo de pieles ¡porque todas nos lo merecemos!

Aqua (Hungarian Thermal Water), Caprylic/Capric Triglyceride, Glycerin, Cetearyl Ethylhexanoate, Silt (Hungarian Mud), Theobroma Cacao (Cocoa) Seed Butter, Stearic Acid, Cetearyl Alcohol, Cetearyl Olivate, Sorbitan Olivate, Saccharomyces Ferment Extract, Zinc Oxide, Phenoxyethanol, Ethylhexylglycerin, Disodium EDTA, Tocopherol, Parfum (Fragrance), Eucalyptus Leaf Oil, Mentha Piperita(Peppermint) Oil, Phospholipids, Xanthan Gum.

Omorovicza es una marca que viene de Budapest (Hungría) que basan todos sus productos en las propiedades curativas de las aguas termales húngaras. 

En la década de 1800, la familia Omorovicza, encargaron a uno de los arquitectos más famosos de la historia húngara, que construyera el hermoso spa Racz en la capital, Budapest, en el sitio de un manantial medieval de curación.

Margaret y Stephen (fundadores de la empresa) se conocieron en Budapest. Stephen llevó a su esposa a una gira por Hungría y su primera parada fueron los baños termales. Allí, se asombraron de la transformación de su piel y, por lo tanto, solicitaron la ayuda de un laboratorio ganador del Premio Nobel para aprovechar estas aguas curativas en una nueva gama de cuidado de la piel de lujo pionero, utilizando Hydro Mineral Transference ™.

En 2006, Omorovicza Cosmetics se lanzó oficialmente con la apertura de una tienda en Budapest.