Omorovicza: Queen of Hungary Mist (Bruma facial)

65.00€

Agotado
- +
Agregar a la wishlist
Un toque de esta bruma facial con aroma a neroli y a rosas, te refrescará la piel y te levantará el ánimo.
Esta bruma está inspirada en el primer perfume registrado en el mundo, "La Reina de Hungría Water" formulado para la reina Isabel de Hungría en el siglo XIV. 
Es purificante e hidratante gracias a las flores de azahar, rosa y salvia, que lo hace perfecto como un chute de energía a mitad del día o como un tónico para después de la limpieza facial. Además la pectina de manzana, le dará la flexibilidad e hidratación que tu piel necesita.

Todos los productos de Omorovicza, contienen HEALING CONCENTRATE ™ que deja la piel más firme, más flexible y más joven.

 

Cierra los ojos y aplica dos o tres "flis-flis" en la cara y cuello y dejar absorber. Repetir tantas veces como se desee. 

100ml.

Una fácil manera de estar siempre perfecta y maravillosa con esta exclusiva bruma. Ideal para llevarla en el bolso y darte unos flis-flis en cualquier lugar y momento, porque nunca sabes cuando lo vas a poder necesitar.

Aqua (Hungarian Thermal Water), Glycerin, Polysorbate 20, Phenoxyethanol, Pyrus Malus (Apple) Fruit Extract, Saccharomyces (Hungarian Thermal Water) Ferment Extract, Disodium EDTA, Ethylhexylglycerin, Mannitol, Malpighia Punicifolia (Acerola) Fruit Extract, Chlorella Vulgaris/Lupinus Albus Protein Ferment, Pectin, Rosa Damascena Flower Water, Citrus Aurantium Dulcis (Orange) Flower Water, Salvia Officinalis (Sage) Leaf Water, Phospholipids, Yeast Extract, Linalool, Geraniol, Citronellol.

Omorovicza es una marca que viene de Budapest (Hungría) que basan todos sus productos en las propiedades curativas de las aguas termales húngaras. 

En la década de 1800, la familia Omorovicza, encargaron a uno de los arquitectos más famosos de la historia húngara, que construyera el hermoso spa Racz en la capital, Budapest, en el sitio de un manantial medieval de curación.

Margaret y Stephen (fundadores de la empresa) se conocieron en Budapest. Stephen llevó a su esposa a una gira por Hungría y su primera parada fueron los baños termales. Allí, se asombraron de la transformación de su piel y, por lo tanto, solicitaron la ayuda de un laboratorio ganador del Premio Nobel para aprovechar estas aguas curativas en una nueva gama de cuidado de la piel de lujo pionero, utilizando Hydro Mineral Transference ™.

En 2006, Omorovicza Cosmetics se lanzó oficialmente con la apertura de una tienda en Budapest.