Lua & Lee: Eau de Cologne (envase de plástico y pulverizador)

8.50€

Marca Lua & Lee
Escoge el tuyo:
- +
Agregar a la wishlist

¿Preparados, listos ...? ¡Ya! 

Un set con la fragancia más divertida e ideal para nuestros pequeños. Ellos siempre tiene esa fragancia especial y con Lua & Lee ahora nos va a encantar tener nuestro mejor tiempo. No os presentamos una fragancia nueva, es la fragancia que ya todos conocemos en alcohol, fresca y muy agradable con sus pequeños toques a naranja, hojas, flores blancas y almizcle. 

La fragancia ideal para los más pequeños ... Y no tan pequeños, ¡que nos encanta! y ahora en un  set especial que hará de los regalos, experiencias únicas. 

Baja en alcohol, fresca y muy agradable con sus característicos toques a naranja, hojas, flores blancas y almizcle. Ese cítrico entre suave y fresco que no sabemos qué tenemos, pero ya no podemos vivir sin él.

¿Lo mejor? Que ahora puedes elegir el tamaño pequeño para llevarte siempre con vosotros y el grande para tenerlo en casa. 

* El embalaje de este producto puede variar su imagen. Su aroma puede variar en el momento adecuado.

Formato de plástico, con vaporizador.

Grande 250ml. 30% vol.

Pequeño 50 ml.

Alcohol denat, aguamarina, perfume, aceite de ricino hidrogenado con peg-40, trideceth-9, dipropilenglicol, limoneno, linalol, bezoato de bencilo, butilfenilmetilpropional, geraniol, hexilcina, citral.

Increíblemente fresquita y rica, ¡tanto que gusta igual o más a las mamás que a los niños! Y ellas no pueden resistir y también se compran. Caerás en la tienda en cuanto la pruebes.

Una marca inspirada en la vitalidad, creatividad y felicidad de los más pequeños. Una marca creada para ellos.

Lua & Lee nace en un pequeño pueblo barcelonés de la costa mediterránea, con la finalidad de encontrar un diseño y una calidad acordes a las exigencias de una piel tan delicada y mimada como los reyes de la casa.

Aromas muy frescos y con ese toque cítrico que a todo lo que se prueba enamora, sean niños o no ... Y con un encanto natural que despierta los sentidos, saliendo del perfume clásico infantil que tanto huimos.