Cudié: Catànies Collection (Colección de Catànies Praliné, Chocolate negro, Café, Sabor Yogur y Limón)

22.70 €

Agotado
Marca Cudié
- +
Agregar a la wishlist

El bombón más emblemático de Cudié. Elaborada con las mejores almendras marconas mediterráneas, caramelizadas y cubiertas de un delicioso praliné blanco y cacao en polvo selecto. Imprescindible en la repostería catalana.

Esto es una novedad, perdón este texto tan breve.

Pronto completaremos esta información.

Disfrútalas solas o acompañadas.

Caja de 500g.

Esto es una novedad, perdón este texto tan breve.

Pronto completaremos esta información.

Catània Praliné:Azúcar, almendra marcona (33%), manteca de cacao, leche en polvo, avellana, emulgente: lecitina de soja (E322), cacao en polvo, aroma.
Catània Yogurt: Azúcar, Manteca de cacao, Almendra Marcona (23%), Leche fermentada en polvo, Leche en polvo, emulgente: Lecitina de Soja (E322), acidulantes: E296,E330, aromas.
Catània chocolate negro: Azúcar, almendra Marcona (25%), pasta de cacao, manteca de cacao, avellanaleche en polvo, emulgente: Lecitina de soja (E322), cacao en polvo, aroma.
Catània Café y chocolate: Azúcar, Pasta de cacao, Almendra Marcona (23%), Manteca de cacao, Café en grano (7%), emulgente: Lecitina de Soja (E322), Cacao en polvo, Aroma (vainilina), Leche en polvo.

Contiene almendra, avellana, leche y soja.

Puede contener otros frutos de cáscara.

SIN GLUTEN

Cudié es una de las firmas chocolateras más famosas de Cataluña, que desde los años 50 elabora especialidades únicas a base de almendra y chocolate.

Su fundador, Josep Cudié, tras trabajar como oficial de primera en la reputada pastelería Trens, donde ya eran bastante elogiados sus dulces, decide establecerse por su cuenta en un pequeño obrador especializado en bombones, entre ellos los Cro-cream, un bombón que en aquella época era toda una tendencia gastronómica en París. 

Actualmente la casa chocolatera es conocida en más de una veintena de países por sus Catànies, un delicioso dulce creado por Josep Cudié que nacen de un error. Sí, Sí tal cual lees. Resulta ser que a Josep Cudié no le quedaron bien unas almendras garrapiñadas y para aprovecharlas decidió añadir un par de ingredientes más, los probó y quedó encantado con el descubrimiento.