Eight & Bob: Champs De Provence Eau de Parfum

70.00€

Escoge el tuyo:
- +
Agregar a la wishlist

Albert Fouquet era un aristócrata parisino que desarrollaba perfumes exclusivamente para su uso personal y el de su entorno más cercano. Cada uno de sus perfumes nacía de un recuerdo, de un lugar o de una persona que por su exclusividad y singularidad, había querido transformar en aromas extraordinarios para conservarlos en el tiempo. Es de estos recuerdos donde nace Eight & Bob.

Champs De Provence evoca a uno de esos recuerdos que quería conservar para siempre. Inspirada en los fantásticos días que Albert pasaba junto a un matrimonio amigo que poseia una casa de ensueño en la preciosa región francesa de la Provenza, donde descansaban y disfrutaban del frescor del campo y de su impresionante vegetación que florecía cada año.

Así nace Champs De Provence, exclusivo, cítrico y muy muy refrescante. Un perfume ideal para los días de verano con un aroma único que no deja indiferente a nadie. Además te avisamos, y quien avisa no es traidor, pero a quien lo lleve puede crearle adicción, y no volver a querer probar otro nunca más.

  • Notas altas: bergamota, naranja, pera.
  • Notas medias: jazmin, azahar, rosas.
  • Notas bajas: almizcles, ambroxan, yerba mate.
Photo by Kroonen & Brown.

Pulverizar sobre los puntos de pulso.

100ml./20ml.

Ingredientes: Alcohol Denat, Parfum, Aqua, ethithexyl methoxycinamate, limonene, linalool, Butyl, geraniol Methoxydibenzoylmethane, Ethylhexyl Salicylate, bht, denzyl benzoate, citral, disodium edta.

76% alcohol.

Este perfume se ha hecho para los hombres alegres, divertidos que quieren transmitir energía positiva. El broche de oro para ese look elegante pero desenfadado. Una maravilla líquida.

“En este tarro encontrarás la dosis de glamour francés que le falta a tu simpatía americana”

(...) Pasó el tiempo, y al volver de las vacaciones Albert Foquet recibió una carta de John desde los Estados Unidos agradeciéndole su amable gesto e informándole del gran éxito que su perfume estaba teniendo entre sus amigos.

No se quedaba ahí, las cartas nunca se quedan ahí, obviamente le pedía que le mandase ocho muestras más y si la producción lo permitía, otra para Bob. Sin entender completamente la petición, Albert decidió enviar una caja con suficientes frascos para que los costes de transporte mereciesen la pena. Algo impresionado y encantado debía de estar con los adulamientos hacia su creación, ya que el pedido no se completó hasta que encontró los frascos perfectos en una farmacia de París. También encargó unas cajas con un estampado similar al de la camisa que llevaba John F. Kennedy cuando se conocieron. Por contra no dio tantas vueltas con el nombre de su querido perfume, los etiquetó con la divertida petición de John "Eight & Bob".

Albert murió en un accidente de coche la primavera de 1939 cerca de Biarritz. Pero alguien más conocía la fórmula secreta de su perfume: Philippe, su mayordomo, que aprovechando la demanda, decidió continuar la producción. Tan solo unos meses mas tarde estalló la Segunda Guerra Mundial, tocó abandonar la residencia familiar y huir, pero antes de nada consiguió hacer los últimos envíos. Eso sí, cuidadosamente escondidos en libros troquelados a mano, para que pasasen desapercibidos a los ojos de los nazis. Ahora son los descendientes de ese mayordomo los que han recuperado la fórmula y continuado con su difícil elaboración. (...)

¿Quieres verlo en nuestro blog?

Una vez le dedicamos un post:
Mándame ocho, y una para Bob.