Jacques Briochin: La Poudre Lessive Desinfectante (Desinfectante de ropa en polvo)

6.50€

Agotado
- +
Agregar a la wishlist

La Poudre Lessive Desinfectante de Briochin ha llegado para dejar tu ropa limpia, desinfectada y con un aroma a lavanda que adorarás desde el primer lavado. 

Un detergente en polvo desinfectante diseñado para cualquier tipo de tejido, ropa de deporte, ropa de bebé, sábanas, tejidos delicados... Sea cual sea eliminará las manchas, las fáciles y difíciles, y los malos olores además de dejar tu ropa libre de bacterias en un 99.99% y con un blanco y un color como nuevos.

Se debe de utilizar como complemento a tu detergente habitual, el de Briochin con aroma a lavanda es el complemento perfecto, y no es de uso habitual ni diario, es para utilizar de vez en cuando o en ropa o tejidos que sepas que necesitan una desinfección puntual.

Es efectivo a partir de los 40ºC de temperatura, si buscas una desinfección óptima.

Certificado Ecocert.

Esta es una foto de Briochin.

Ideal para todo tipo de ropa y tejidos.
Efectivo a partir de 40°C para una desinfección óptima.

Lavar a máquina: Usar además del detergente Briochin.
Para 4/5kg de ropa moderadamente sucia, sin prelavado, coloque dos cucharadas (60grs) en el tambor, agregue ½ tapa de detergente líquido Briochin o ½ cucharada de detergente en polvo.

Incluye cuchara dosificadora.
Bolsa de papel kraft de bosques gestionados de forma sostenible.

500g.

5-15% Zeolita, jabón, agente de superficie blanqueantes oxigenados, <5% agentes aniónicos, agentes no iónicos, perfume, linalool. Sales de sulfato, sales de carbonato, secuestrantes, viscosantes, corrector de acidez, sales.
Percarbonato de Sodio, Alcohol Etoxilado, Alquil sulfato de sodio.

El 94,47% del total de los ingredientes son de origen natural.

¿Desinfectar, limpiar y dejar tu ropa con un aroma a lavanda natural? ¡Hecho! Con este detergente en polvo desinfectante y con un 95% de ingredientes de origen natural podrás hacerlo siempre que quieras y en cualquier tipo de tejido. Ropa de bebé, de deporte, de cama, tejidos delicados... Lo dicho, siempre que quieras.

Corría el año 1919 por la Bretaña francesa cuando Renald Raoul, un comerciante de ceras, estrenaba título de padre y creaba la marca Le Briochin. Su hijo, Jacques Briochin, fue llamado así como los habitantes de Saint-Brieuc en Cotes d'Armor, donde viven y fabrican los productos.

En su taller, Renald Raoul creaba detergentes y productos de limpieza para profesionales: pintores, mecánicos, artesanos, etc. Algún tiempo después, el boca a boca les ayudó y sus productos superaron la frontera Bretona, reconocidos como los productos más efectivos.

Comenzando los años 90 y en respuesta a las peticiones de los clientes particulares, ampliaron su rango al público general. Fue entonces cuando el negocio Le Briochin pasó a llamarse Jacques Briochin. Los empresarios visionarios tuvieron entonces una idea: ¿qué pasaría si Jacques Briochin acompañara a los hombres y mujeres en sus hogares? Para ello, había que estar presente en hipermercados y supermercados. ¡Y lo hicieron!

Gracias a la lealtad de los consumidores, la familia se expandió. Ahora se compone de más de una veintena de productos que respetan y mantienen impecables todas las superficies y habitaciones de nuestras casas. Desde su comienzo ofrecen productos de alta calidad que demuestran su savoire-faire y su gran tradición en el negocio familiar, en el que ya llevan varios siglos de la historia francesa.