Jules Destrooper: Butter Crisps & Almond Thins (Surtido de galletas de almendras y mantequilla)

12.00 €

- +
Agregar a la wishlist

El surtido de galletas de almendras y mantequilla de Jules Destrooper son esas biscuits con las que vale la pena saltarse la dieta y pecar.

Están hechas para comerlas despacito disfrutando de cada uno de los sabores que aportan sus ingredientes naturales. Mantequilla cremosa elaborada con leche de vacas criadas en libertad, huevos frescos de corral, almendras, harina, azúcar y el ingrediente secreto, una característica mezcla de especias dulces que sólo conoce el linaje de los Destrooper.

  • Galletas de almendras: son finas y crujientes, elaboradas con exquisitas almendras secadas al sol. Ideales para acompañar una taza de café o para aportar un toque crujiente a cualquier postre.
  • Galletas de mantequilla: elaboradas con mantequilla pura siguiendo la receta familiar del siglo XIX. Perfectas para comer solas o para preparar un pequeño bocadito con pera y queso fresco.

Conservar en un lugar fresco y seco.

Caja de 350gr.

Ya que galleteamos, lo hacemos bien. Y que mejor que con las exquisitas galletas de este conocido comerciante colonial belga, Jules Destrooper, que ha conseguido que sus galletas pasen fronteras y sean veneradas en el mundo entero.

Y si vienen presentadas en esta preciosa caja vintage, imitación de la primera caja que usaron ellos en 1886, mejor que mejor.

Harina de trigo, azúcar, mantequilla, polvo de caramelo, huevos de corral, almendras, sal marina, bicarbonato de sodio y bicarbonato de amonio.

Las galletas de Jules Destrooper son apreciadas desde hace más de 120 años tanto en Bélgica como en el extranjero. Destacan por su autenticidad y el carácter artesanal de sus recetas originales a base de mantequilla natural, hechas con los mejores ingredientes más refinados (por ejemplo las almendras de Valencia, la canela de primera categoría de Indonesia, el genuino chocolate belga...). Solamente con ingredientes 100% naturales, sin adición de colorantes, conservantes y aromas artificiales.

El panadero Jules Destrooper creaba estas galletas de almendras como obsequio a sus clientes. Desde luego, están buenísimas, pero además sus cajas son preciosamente reutilizables. Un obsequio doble. ¡Lo tiene todo!