Kusmi Tea: Tchaï of the Tiger (Té negro indio con especias)

16.90 €

Marca Kusmi Tea
- +
Agregar a la wishlist

¿Preparado para un experiencia con toques exóticos, diferentes y únicos? En otras palabras, ¿una experiencia gourmet en tu propia casa?

Kusmi Tea ha creado Tchaï of the Tiger, una combinación de té negro y especias aromáticas como el jengibre, cardamomo, canela, pimientos negros y rosas que aportan a la mezcla un asombroso equilibrio entre fuerza y suavidad.

Una receta basada en una cosecha de Thiashola, un reconocido jardín de té orgánico y ético ubicado en el surestes de la India en la región de Nilgiri.

Es el té perfecto para los amantes de los sabores con fuerza, ligeramente picantes y con mucho personalidad. Si te gustan los té de aromas y sabor más suaves te recomendamos que eches un vistazo a White Bellini.

Tiempo de infusión: 5 minutos.

Temperatura de infusión 90º.

Caja a granel 100g.

Tan asombroso como el rugir de un tigre, no te asustará, más bien te cautivará con un sabor único, lleno de fuerza e intensidad con el que llevarás a tu paladar a otra dimensión. 

Al contener especias aromáticas como el pimiento negro y el jengibre, lo hacen ideal para tomar después de comidas o cenas por su potente efecto digestivo.

Té negro de la India * (32%), jengibre *, cardamomo *, canela *, pimienta negra *, regaliz *, achicoria *, pimienta rosa *, sabor a jengibre natural, sabor a canela natural. Contiene regaliz - las personas con hipertensión deben evitar el consumo excesivo.

Productos de agricultura ecológica.

El hijo mayor de una familia de campesinos, Pavel Michailovitch Kousmichoff se fue de casa a los 14 años en busca de un empleo en San Petersburgo, en Rusia. Fue repartidor para un comerciante de té que le enseñó el arte del té mezclado. Al casarse con Alexandra, su empleador le dio una pequeña casa de té en Sadovaïa Street. Y así es como la casa de té PM Kousmichoff nace en 1867. Alexandra le dio seis hijos, incluyendo a su hijo Viatcheslav (1878) y su hija Elisabeth (1880) para los que se creó la mezcla especial que pronto se convirtió en el té del zar, "Bouquet of Flowers" (Ramo de Flores).

 En 1907, mientras los tés Kousmichoff eran conocidos como los tés de los zares rusos, Londres veía a Viatcheslav convertirse en un maestro mezclador de té. Un año después ya había 51 casas de té en las principales ciudades de Rusia. En 1916 Viatcheslav abrió un taller en París, La Maison Kusmi-Thé. También llegaron las ciudades de Nueva York, Hamburgo y Constantinopla. Viatcheslav Kousmichoff murió justo después de la Segunda Guerra Mundial en 1946, dejando a su hijo Constantino para hacerse cargo de un negocio familiar muy debilitado por los años de guerra. Pero Constantino no tuvo la misma visión para los negocios como su padre o su abuelo, y al borde de la quiebra en 1972 vendió la empresa por una miseria.

En 2003, Kousmichoff fue comprada por los hermanos Orebi, quienes venían de una familia de comerciantes de productos básicos que en los años sesenta decidieron centrarse en el cacao y el café, una medida que, naturalmente, los llevó a tomar el té. Ellos aceptaron el reto de continuar la tradición de Pavel, Viatcheslav y Constantin Kousmichoff y desarrollar una reputación internacional de la marca Kusmi Tea

Importan té de países productores como China, India y Sri-Lanka. Cuentan con 5 diferentes familias de tés Kusmi: las mezclas exclusivas, las mezclas clásicas, los tés negros clásicos y aromatizados, los tés verdes naturales o aromatizados y la última línea: los tés bienestar con el famoso Detox.