Mr & Mrs Fragrance: On Air Spa & Wellness Gym (Cápsulas aromáticas balnearios y gimnasios)

3.50€

Solo disponible online
- +
Agregar a la wishlist

Aroma floral con esencias orientales.

Crea el ambiente perfecto para lugares y zonas dedicados a la relajación, bienestar y centros deportivos.

Notas:
- Altas: manzana y melocotón.
- Medias: rosa y peonía.
- Bajas: almizcle, madera de cedro y cachemir.

 

1 cápsula.

Crea una experiencia sensorial que relaja todos tus sentidos. Abre tu mente, desconecta, siente como te invade una sensación de paz y tranquilidad. ¡Siéntete como nuevo! 

El dúo italiano formado por Mr. Massimo Esposito y Mrs. Simona Guerini comparte la pasión por los viajes, la fotografía, las artes y las esencias de las distintas culturas. Además, desde hace unos años, también comparten empresa. Ellos forman una de las parejas más importantes en el mundo de los aromas: son Mr & Mrs Fragrance (es decir, el Señor y la Señora Fragancia), marca muy representativa en el sector de los perfumes y del diseño, que se expresa a través de tecnología innovadora. Tres potentes elementos que se concentran en una misma visión desde el año 2010.

Los difusores son electrónicos y funcionan con cápsulas que encierran aromas, ¡tienen una gran colección para escoger! Estos productos definitivamente han cambiado la manera de perfumar los interiores utilizando la tecnología de objetos inteligentes, transformando así nuestros hábitos cotidianos. La modernidad, formas, colores y funcionamiento de Mr & Mrs Fragrance han hecho que la marca esté presente en más de 24 países. Todo tipo de hogares, oficinas, hoteles, clínicas, y negocios cuenta ya con sus difusores electrónicos y escogen a la carta las fragancias que les hacen distinguirse.

Pero siempre hay algo más que nos hace ser fanáticos al cien por cien: Massimo y Simona buscan transportarnos a otros países, quieren hacernos viajar. Quieren transferirnos y amplificar las emociones positivas y hacer que nuestros entornos sean más agradables. Buscan nuestro bienestar. ¿Cómo no íbamos a caer a sus pies? ¡Nuestra admiración también va encapsulada!