Omorovicza: Rose Quartz Roller (Roller Facial de Cuarzo Rosa)

69.50€

Agotado
- +
Agregar a la wishlist

Si nos faltaba algo para tener el ritual de belleza de Omorovicza completo era su Rose Quartz Roller. Un rodillo de cuarzo rosa de piedra natural que será el complemento perfecto para el cuidado de tu piel. 

Te ayudará a aumentar la microcirculación y estimular el drenaje linfático de tu rostro, al tiempo que reduce la hinchazón y ayuda a mejorar la elasticidad de la piel. 

Puedes utilizarlo con técnicas de masaje o con productos como sueros y cremas para promover una mejor absorción en la piel.

Esta imagen es de Omorovicza.

Aplicar generosamente un suero, aceite para la cara, crema hidratante o mascarilla en la cara recién limpia. Comenzar con el masaje por la frente, aplicando una presión suave y a rodar con movimientos hacia arriba y hacia afuera. Masajear lentamente las mejillas y la línea de la mandíbula, hasta el cuello, terminando en el cuello y el escote. Después de 2 minutos retira el exceso de producto con un limpiador y aplicar un suero y crema hidratante de forma normal.

1 unidad.
Dimensiones: 14.1 cm x 4.3 cm

Durante siglos, el cuarzo rosa se ha utilizado dentro de los regímenes de cuidado de la piel para minimizar las líneas finas, arrugas y enrojecimiento al aliviar la tensión de una manera natural. Ahora puedes hacerlo tú en tu casa y cuando quieras. Un complemento ideal para incrementar los resultados de tu ritual de cuidado facial.

Tallado en cuarzo rosa piedra natural.

Debido a las variaciones naturales en el color del cristal, cada rodillo facial será único en color. 

Omorovicza es una marca que viene de Budapest (Hungría) que basan todos sus productos en las propiedades curativas de las aguas termales húngaras. 

En la década de 1800, la familia Omorovicza, encargaron a uno de los arquitectos más famosos de la historia húngara, que construyera el hermoso spa Racz en la capital, Budapest, en el sitio de un manantial medieval de curación.

Margaret y Stephen (fundadores de la empresa) se conocieron en Budapest. Stephen llevó a su esposa a una gira por Hungría y su primera parada fueron los baños termales. Allí, se asombraron de la transformación de su piel y, por lo tanto, solicitaron la ayuda de un laboratorio ganador del Premio Nobel para aprovechar estas aguas curativas en una nueva gama de cuidado de la piel de lujo pionero, utilizando Hydro Mineral Transference ™.

En 2006, Omorovicza Cosmetics se lanzó oficialmente con la apertura de una tienda en Budapest.