Omorovicza: Silver Skin Tonic (Tónico facial anti-imperfecciones)

70.00€

- +
Agregar a la wishlist
¿El tema de las manchas te trae de cabeza? No pienses en todo lo que has utilizado hasta ahora y no te ha funcionado, piensa en Silver Skin Tonic de Omorovicza y en cómo va a ayudarte a decir adiós a esas manchitas.
Un tónico facial muy potente creado para limpiar y tratar todas y cada una de las imperfecciones de tu piel a la vez que te aporta suavidad, luminosidad e hidratación.  
Está formulado con plata coloidal, un poderoso agente antibacteriano que es ideal para el tratamiento de imperfecciones en la piel, niacinamida, vitamina B3, perfecta para regular el tono de la piel y controlar el exceso de grasa, ácido salicílico, que exfolia y suaviza y alisa la piel y un concentrado especial y único de  Omorovicza que le dará a tu piel elasticidad, firmeza y un aspecto mucho más bonito y joven.   Puedes utilizarlo a diario si tu piel tiene tendencia a los brotes de acné o a las manchas. Si no puedes utilizarlo cuando tu piel necesite un cable con todas esas afecciones que nos traen de cabeza a temporadas.  
Esta imagen pertenece a Omorovicza.

Aplicar una pequeña cantidad en un disco de algodón o muselina y luego aplicar suavemente en la cara y en el cuello.

100ml.

¿Estás en busca de una solución que te permita combatir las imperfecciones a diario? Silver Skin Tonic combina una potente mezcla de plata coloidal, niacinamida y ácido salicílico que combatirá suavemente las bacterias responsables de las imperfecciones y dejará tu piel calmada y regenerada y la vez que le aporta luminosidad, firmeza e hidratación.

Aqua (Hungarian Thermal Water), Propanediol, Niacinamide, Sodium Lactate, Salicylic Acid, Benzyl Alcohol, Saccharomyces (Hungarian Thermal Water) Ferment Extract’, Colloidal Silver, Leuconostoc/ Radish Root Ferment Filtrate, Citrus Aurantium Dulcis (Orange) Flower Water, Lavandula Angustifolia (Lavender) Extract, Phospholipids, Geraniol, Citronellol, Linalool.

Omorovicza es una marca que viene de Budapest (Hungría) que basan todos sus productos en las propiedades curativas de las aguas termales húngaras. 

En la década de 1800, la familia Omorovicza, encargaron a uno de los arquitectos más famosos de la historia húngara, que construyera el hermoso spa Racz en la capital, Budapest, en el sitio de un manantial medieval de curación.

Margaret y Stephen (fundadores de la empresa) se conocieron en Budapest. Stephen llevó a su esposa a una gira por Hungría y su primera parada fueron los baños termales. Allí, se asombraron de la transformación de su piel y, por lo tanto, solicitaron la ayuda de un laboratorio ganador del Premio Nobel para aprovechar estas aguas curativas en una nueva gama de cuidado de la piel de lujo pionero, utilizando Hydro Mineral Transference ™.

En 2006, Omorovicza Cosmetics se lanzó oficialmente con la apertura de una tienda en Budapest.