Puchero: Chocolate tableta - Ecuador Finca Garyth

6.00 €

Marca Puchero
- +
Agregar a la wishlist

Ecuador Finca Garyth 55% cacao de Puchero es un chocolate con notas a cacao silvestre, frutas tropicales y almendras que hará que tus papilas gustativas se activen nada más olerlo.

Las habas de cacao usadas en su elaboración han sido cultivadas en agroforestería, sin pesticidas y solo con fertilizantes orgánicos, lo que evita la conversión del uso de la tierra en monocultivos. 

La selección de las semillas está realizada manualmente, y los granos están fermentados de 6 a 9 días en cajas de madera, que luego son secadas con un inductor de calor alimentado con cáscara de palma. 

Una tableta de chocolate de cercanía, en cuya elaboración se ha cuidado hasta el más mínimo detalle, ¿cómo no íbamos a tenerlo en nuestras estanterías?

    Toma una onza, deja que se derrita suavemente en tu boca y saborea los aromas y beneficios del auténtico cacao.

    Recomendable tomar de 1 a 3 onzas diarias. 

    Mantener en un lugar fresco y seco (max 22ºC).

    70g.

    Habas de cacao eco, azúcar de caña eco y manteca de cacao eco.

    Puede contener trazas de frutos secos, leche y gluten.

    Su textura, su sabor y su punto de amargura lo convierten en el chocolate perfecto para degustar en cualquier momento del día. Ya sea solo, acompañando una taza de café o una copa de vino suave, estamos seguras de que te va a deleitar.

    Paloma y Marco, una castellana y un italiano que, no tienen claro aún si el café les encontró a ellos o fue del revés. Lo que sí tienen 100% seguro es que su historia huele a café, pero no a cualquier café, sino que a un café de especialidad.

    Pero Hornillos de Eresma no sólo huele a café del bueno, sino que también a cacao. Tres años después de sacar su primer café, deciden crear una línea de chocolates con semillas de cacao procedente de diferentes partes del globo como Etiopía, Laos, Colombia, Ecuador... donde los pequeños productores de cacao y café se encargan de recolectar y secar las semillas para posteriormente ser tostadas por Puchero.

    Verdaderas delicatessen que no podían faltar en nuestras estanterías.