Jacques Briochin: La Pierre Blanche Spéciale Baskets (Piedra de limpieza para zapatillas)

9.95€

- +
Agregar a la wishlist

¿Sabias que le puedes dar una segunda oportunidad a esas zapatillas de tela que ibas a dar por perdidas? ¿Y a esas zapatillas de piel blanca que no hay manera de que parezcan nuevas? También. Con La Pierre Blanche Spéciale Baskets de Briochin.

Formulada a base de caolín y jabón de Marsella para conseguir limpiar y desincrustar la suciedad de tus zapatillas de tela o de piel de color blanco. Devuelve el brillo y su color blanco natural de una manera rápida y sencilla. 

Es muy práctico de utilizar gracias a su esponja de doble cara, con la amarilla conseguirás desincrustar y suavizar la suciedad y con la azul podrás eliminar y aclarar de manera suave todos los restos de suciedad y producto.

¿Más fácil? Imposible. Además no tendrás que preocuparte de aromas desagradables ya que su perfume es fresco y herbal gracias al aceite esencial de eucalipto con el que está enriquecido. 

Certificado Ecocert.

Esta es una foto de Olivia Cuidados S.L. No está permitido su uso. Todos los derechos reservados.

Humedece tu esponja, frota la cara amarilla sobre la piedra, aplica sobre la superficie a limpiar frotando hasta que esté limpio. Enjuagar con el lado azul y una vez listo dejar secar la esponja y la piedra antes de cerrar el bote.

200gr.

>30%: abrasivos; 15-30%: agua; 5%: jabón, agentes de superficie no iónicos, agentes de superficie aniónicos, caolín, aceite esencial de eucalipto, glicerina, Limonene.

El 99% de los ingredientes son de origen natural. 

¿Lo tuyo con tener tus zapatillas de tela limpias es una batalla constante? Gana la partida a la suciedad de tus zapatillas con esta piedra de limpieza formulada con caolín y jabón de Marsella que te permitirá devolverle a tus zapatillas de tela o de piel blanca todo su brillo y su color natural. Así de fácil, así de rápido y así de natural.

Corría el año 1919 por la Bretaña francesa cuando Renald Raoul, un comerciante de ceras, estrenaba título de padre y creaba la marca Le Briochin. Su hijo, Jacques Briochin, fue llamado así como los habitantes de Saint-Brieuc en Cotes d'Armor, donde viven y fabrican los productos.

En su taller, Renald Raoul creaba detergentes y productos de limpieza para profesionales: pintores, mecánicos, artesanos, etc. Algún tiempo después, el boca a boca les ayudó y sus productos superaron la frontera Bretona, reconocidos como los productos más efectivos.

Comenzando los años 90 y en respuesta a las peticiones de los clientes particulares, ampliaron su rango al público general. Fue entonces cuando el negocio Le Briochin pasó a llamarse Jacques Briochin. Los empresarios visionarios tuvieron entonces una idea: ¿qué pasaría si Jacques Briochin acompañara a los hombres y mujeres en sus hogares? Para ello, había que estar presente en hipermercados y supermercados. ¡Y lo hicieron!

Gracias a la lealtad de los consumidores, la familia se expandió. Ahora se compone de más de una veintena de productos que respetan y mantienen impecables todas las superficies y habitaciones de nuestras casas. Desde su comienzo ofrecen productos de alta calidad que demuestran su savoire-faire y su gran tradición en el negocio familiar, en el que ya llevan varios siglos de la historia francesa.