Jacques Briochin: Le Nettoyant Doux (Limpiador para suelos delicados)

6.00€

- +
Agregar a la wishlist

¿Te da miedo utilizar un friegasuelos diferente por si te estropea el parqué? ¿El suelo de tu cocina nueva es de piedra natural y no quieres estropearlo cuando lo limpies? Briochin, una vez más, te ayuda a cuidar de tu hogar con su limpiador de fórmula suave para suelos delicados. 

Su fórmula con ph neutro te permitirá limpiar el suelo de tu hogar de una manera suave y cuidadosa, sea del material que sea. Sin sosa cáustica, ácidos, blanqueadores o amoniaco. Con un fresco aroma alpino, nada cargante ni agresivo.

Esta es una foto de Olivia Cuidados S.L. No está permitido su uso. Todos los derechos reservados.

Para suelos: Diluir un tapón por litro de agua, fregar y dejar secar sin enjuagar.
Para toda la casa: Con una esponja húmeda o diluido (un tapón por litro de agua). Enjuague con una esponja húmeda.

Puede ser utilizado en todos los tipos de suelo, incluso los más frágiles: suelos de baldosas, linóleo, suelos y laminados vitrificados, hormigón encerado. Y en todas las superficies, incluso las más delicadas como placas de cocinaa, superficies pintadas y barnizadas, plásticos.

1 Litro.

>5% agente de superficie no iónicos, metilcloroisotiazolinona, metilisotiazolinona, perfume, hexil cinámico.

Un limpiador con una fórmula suave y ph neutro que limpiará y cuidará los suelos de tu hogar sean del material que sean. Cuida el parqué, el mármol o la tarima de tu casa con un limpiador respetuoso y con un aroma fresco y suave.

Corría el año 1919 por la Bretaña francesa cuando Renald Raoul, un comerciante de ceras, estrenaba título de padre y creaba la marca Le Briochin. Su hijo, Jacques Briochin, fue llamado así como los habitantes de Saint-Brieuc en Cotes d'Armor, donde viven y fabrican los productos.

En su taller, Renald Raoul creaba detergentes y productos de limpieza para profesionales: pintores, mecánicos, artesanos, etc. Algún tiempo después, el boca a boca les ayudó y sus productos superaron la frontera Bretona, reconocidos como los productos más efectivos.

Comenzando los años 90 y en respuesta a las peticiones de los clientes particulares, ampliaron su rango al público general. Fue entonces cuando el negocio Le Briochin pasó a llamarse Jacques Briochin. Los empresarios visionarios tuvieron entonces una idea: ¿qué pasaría si Jacques Briochin acompañara a los hombres y mujeres en sus hogares? Para ello, había que estar presente en hipermercados y supermercados. ¡Y lo hicieron!

Gracias a la lealtad de los consumidores, la familia se expandió. Ahora se compone de más de una veintena de productos que respetan y mantienen impecables todas las superficies y habitaciones de nuestras casas. Desde su comienzo ofrecen productos de alta calidad que demuestran su savoire-faire y su gran tradición en el negocio familiar, en el que ya llevan varios siglos de la historia francesa.