Jacques Briochin: Le Super Dècapant Gros Travaux toutes surfaces (Limpiador para grandes superficies)

6.50€

- +
Agregar a la wishlist

Es un limpiador ultra poderoso diseñado para la limpieza de grandes superficies y "manchas pesadas" tales como grasa, aceite de motor, huellas de zapatos, suciedad incrustada...desengrasa y elimina toda esa suciedad. También permite limpiar pisos, paredes lavables y otras grandes superficies sucias. Este producto fue diseñado para hacerte más fácil la limpieza.

Para tierra y grandes áreas sucias: Diluya el valor de un tapón por litro de agua, sin necesidad de enjuagar.  
Para manchas muy incrustadas: vierta unas gotas sobre la mancha, frote y enjuague con una esponja húmeda.

Precaución: No usar sobre madera encerada, barnizada, vitrificada, pisos metalizados, metales ligeros (aluminio, zinc, cobre o latón) o sobre superficies pintadas o barnizadas.

En caso de duda o para el primer uso, pruebe una prueba en una parte no visible.

Se recomienda usar guantes adecuados, ventilar la habitación y no usar ropa delicada.

1L.

aqua, c9-11 pareth-8, ethanolamine, potassium carbonate, sorbitant sesquioctanoate, propylene glycol butyl ether, cocamidopropyl betaine, propylene glycol, tetrasodium edta, alcohol, parfum, limonene, trisodium nta, sodium hydroxide, mek, isopropyl alcohol, linalool

Puro o diluido, este súper limpiador ha sido diseñado para ser muy versátil. Desde la terraza hasta el jardín, resolverá todos tus problemas de suciedad incrustada y grandes manchas.

Corría el año 1919 por la Bretaña francesa cuando Renald Raoul, un comerciante de ceras, estrenaba título de padre y creaba la marca Le Briochin. Su hijo, Jacques Briochin, fue llamado así como los habitantes de Saint-Brieuc en Cotes d'Armor, donde viven y fabrican los productos.

En su taller, Renald Raoul creaba detergentes y productos de limpieza para profesionales: pintores, mecánicos, artesanos, etc. Algún tiempo después, el boca a boca les ayudó y sus productos superaron la frontera Bretona, reconocidos como los productos más efectivos.

Comenzando los años 90 y en respuesta a las peticiones de los clientes particulares, ampliaron su rango al público general. Fue entonces cuando el negocio Le Briochin pasó a llamarse Jacques Briochin. Los empresarios visionarios tuvieron entonces una idea: ¿qué pasaría si Jacques Briochin acompañara a los hombres y mujeres en sus hogares? Para ello, había que estar presente en hipermercados y supermercados. ¡Y lo hicieron!

Gracias a la lealtad de los consumidores, la familia se expandió. Ahora se compone de más de una veintena de productos que respetan y mantienen impecables todas las superficies y habitaciones de nuestras casas. Desde su comienzo ofrecen productos de alta calidad que demuestran su savoire-faire y su gran tradición en el negocio familiar, en el que ya llevan varios siglos de la historia francesa.